Todos hemos visto películas o series dónde, en un hospital cualquiera, sucedía un accidente y los pacientes tenían que ser evacuados de manera inmediata por el personal del centro hospitalario. Esto fue exactamente lo que se vivió anoche en el Hospital Nuestra Señora de La Candelaria.

Desde que en torno a las 21 horas se declarara el incendio, la velocidad a la que han tenido que trabajar los efectivos es digna de todo reconocimiento. Hay que tener mucha sangre fría para actuar de manera tan eficaz ante las circunstancias que se vivieron, y principalmente, hay que ser muy profesional para poner en peligro tu propia vida con el fin de salvaguardar la de los pacientes.

Médicos, enfermeros, celadores, vigilantes… Todos hicieron lo imposible para que los pacientes estuvieran a salvo, sin contemplaciones, sin límites, se hizo lo que había que hacer.

Igualmente, los Bomberos y distintos miembros de cuerpos de seguridad estuvieron a la altura, por rapidez y por valor. Desde el minuto uno prácticamente se luchó para sofocar un incendio que dejó unas secuelas importantes al edificio, pero que por suerte, no se llevó por delante ninguna vida.

Desde Digital Fm Radio – Grupo Libertad Fm, ¡Muchas Felicidades!

Deja un comentario