El sistema de control de la batería del LC 500h ha sido revisado para desarrollar más potencia y par a baja velocidad.

El coupé de referencia de Lexus siempre ha tratado de ofrecer un rendimiento “aún más preciso y refinado”, desde que se diseñó el concepto original. Los cambios introducidos en el modelo del año 2021 dan lugar a una mayor respuesta, estabilidad de manejo y agilidad, refuerzan la sensación del conductor de estar directamente conectado al vehículo y le ofrecen una estimulante experiencia al volante.

Para conseguir sus objetivos, Lexus ha introducido modificaciones en el sistema de suspensión del LC, que permiten reducir el peso y mejorar la calidad de la marcha y el manejo. También se han realizado ajustes detallados al sistema híbrido multietapa del LC 500h. Se ha revisado asimismo la dirección del coupé, y los frenos se han ajustado para que el conductor se sienta más conexión con la carretera.

SUSPENSIÓN: MENOS PESO, RENDIMIENTO MÁS FLUIDO

Los cambios de la suspensión delantera y trasera del LC 2021 han reducido el peso del vehículo unos 10 kg, gracias al uso de aluminio forjado en los brazos inferiores; unas barras estabilizadoras huecas y más finas, y un nuevo material de alta resistencia para los resortes helicoidales.

La reducción de peso contribuye al rendimiento dinámico del coupé, mientras que las modificaciones de la suspensión le confieren un recorrido más suave, y transmiten al conductor una mayor sensación de firmeza del vehículo sobre el asfalto. En la suspensión delantera, los amortiguadores electrónicos han sido reprogramados para darles un recorrido más largo, al tiempo que se ha optimizado la rigidez de los topes de la suspensión (delante y detrás), lo que da lugar a una mayor suavidad, con menos perturbaciones debidas a las fluctuaciones del pavimento.

Al ajustar la rigidez de las barras estabilizadoras, Lexus también ha mejorado la maniobrabilidad de entrada en las curvas del LC, con una respuesta más lineal que fomenta aún más la sensación de unidad entre el vehículo y el conductor.

RENDIMIENTO MEJORADO DE LAS BATERÍAS HÍBRIDAS

El LC 500h cuenta ahora con un nuevo control en la batería híbrida de ion de litio de alto voltaje que incrementa su rango operativo y permite que el motor eléctrico desarrolle más par. Como consecuencia, la aceleración resulta más potente, tanto al circular en ciudad como al conducir por carreteras sinuosas. Por ejemplo, incluso pisando moderadamente (30 %) el pedal del acelerador, se desarrollan 90 Nm más de par, y la potencia de la batería sube hasta los 17 kW, mientras que la velocidad del vehículo aumenta 4 km/h más al cabo de 4,5 segundos.

FRENOS Y DIRECCIÓN

Lexus ha instalado unas pastillas de freno más grandes, con un coeficiente de fricción superior, para que el coupé pueda frenar con más eficacia y estabilidad con altas temperaturas y a gran velocidad. El sistema sigue utilizando discos ventilados delanteros y traseros con pinzas monobloque de aluminio, con seis pistones opuestos delante y cuatro pistones detrás. Las pinzas negras están decoradas con el logotipo de Lexus en blanco.

Cabe destacar que se ha revisado incluso la superficie del pedal de freno para disponer de una mayor área de contacto, y dar una sensación más natural al conductor.

La incorporación de refuerzos y sujeciones adicionales ha incrementado la rigidez de los soportes de la dirección, y ayuda a conseguir una mayor estabilidad de manejo. Las medidas comprenden el refuerzo del cuadro de instrumentos y una superficie más rígida en las juntas de soporte superiores e inferiores de la dirección, así como cambios en las sujeciones del asiento del conductor y el capó. Además, se ha actualizado el software de la dirección mejorar aún más la respuesta.

Deja un comentario