¿Sabías que…

…la iglesia de San Andrés es el escenario de una de las leyendas nacidas en la isla? Se trata de lo ocurrido a María Liberata de Guisla, mujer de cuna que fue enterrada en la cripta de la capilla dedicada a Nuestra Señora del Rosario. Unos días después de su entierro, el sacristán del templo escuchó golpes y unas voces que pedían auxilio, pero mantuvo silencio para no ser tomado por loco. Cuando la cripta fue abierta años más tarde para la inhumación del sacerdote Ambrosio de Paz, el esqueleto de María Liberata fue encontrado fuera de su tumba, con un ladrillo en la mano. Había sido enterrada viva.

Deja un comentario