Álvaro Dávila no es precisamente un Alcalde discreto, ni por sus palabras, ni por sus hechos, y es que el máximo mandatario del consistorio tacorontero en algún momento ha perdido el norte.

Créanme si les digo que al ver este video, pensé que hablaban de otra persona. Tuve que mirar en varias ocasiones el título para entender que sí, que realmente se hablaba de Álvaro Dávil, Alcalde de Tacoronte.

Cuando hablan de una persona especialista en creación y gestión de equipos, me pregunto, ¿Qué te ha pasado Álvaro?

En Tacoronte ha conseguido de todo menos crear un equipo. Más bien se ha empecinado en ejercer su poder – si es que en algún momento lo tuvo – y tratar de imponer su criterio por encima de la opinión del resto.

Me produce una gran tristeza – por el municipio, básicamente – que esa persona de la que se habla en el video no exista, y que él, Álvaro, no se de cuenta.

Evidentemente entiendo el apoyo que se le brinda desde Coalición Canaria en vista de que gran parte de los altos cargos del partido son amigos personales, pero ¿no estaría bien que esos amigos le dijeran que no lo está haciendo bien, y que debería tornar a la senda del buen camino?

Dávila le ha dado la espalda al pueblo, y eso es una realidad innegable. Los comercios están que no pueden más, por una gestión nefasta, con obras en los peores momentos del año y cambios de dirección de las calles, en muchos casos, inentendibles.

Los vecinos han sentido cómo se les da la espalda, algunos de ellos con problemas muy graves y dónde Álvaro no ha estado a la altura.

Mi pregunta es. ¿En algún momento Álvaro Dávila fue quién dicen que era, o fue sólo una estratagema política para ganar votos?

Deja un comentario