La cantante Demi Lovato sufrió la sobredosis casi fatal debido a que la droga que consumió, el analgésico oxicodona, pudo estar mezclada con fentanilo, un opiáceo que puede ser hasta 50 veces más potente que la heroína.

Según fuentes de TMZ, la sobredosis de Demi Lovato comenzó alrededor de las 4:00 a.m. el 24 de julio después de que llamara a su traficante de drogas y le pidiera que llegara a su casa, donde le entregó su pedido de oxicodona, un opioide analgésico

Las mismas fuentes cercanas a Lovato informaron que el traficante conseguía las drogas de México y el pedido parece que estaba mezclado con fentanilo, la misma droga que mató a Prince y a Lil Peep, según TMZ.

Lovato había pedido drogas a este traficante desde abril. Sin embargo, éste se fue en el momento en que comenzó a ver a Lovato respirar pesadamente, según fuentes dijeron a TMZ.

Deja un comentario