El cétaceo desvió su ruta y quiso investigar en aguas cercanas a la orilla, obligando al cierre de varias playas durante este pasado fin de semana

Es de lo más habitual que cuando rodeamos la Isla de Tenerife, a la altura de Los Gigantes generalmente, nos encontremos con manadas de delfines nadando tranquilamente, en ocasiones, junto a nuestra embarcación.

Sin embargo, lo que ha sucedido este fin de semana no es suele ser tan habitual, pues un delfín ha desviado su ruta, y se ha acercado sobremanera a las playas del sur de la Isla de Tenerife.

Las playas más afectadas han sido la Playa del Duque y la Playa de La Pinta, ambas en el municipio de Adeje.

En la tarde de ayer, varias unidades marinas del Seprona hicieron distintas batidas por la zona con el fin de tratar de localizar al animal, sin demasiada suerte en la búsqueda.

El delfín, más peligroso de lo que pueda parecer

Cuando hablamos de delfines nos vienen a la cabeza los divertidos animales que hacen su show en los parques acuáticos, pero un delfín en libertad puede ser muy peligroso.

Si se sienten amenazados, puedes prensar a cualquier ser vivo y llevarlo a más de 40 metros de profundidad, reteniéndolo a dicha profundidad hasta que su corazón deja de latir.

Es por ello que, durante este pasado fin de semana, e incluso aún en el día de ayer, los miembros de rescate de las distintas playas del sur de la Isla tenían la orden de cerrar la playa desde que se divisara al delfín en las inmediaciones de la playa.

Deja un comentario